«amor de Dios, ca el vituperio de aqueste mundo es atanto, que el vno non puede ser honrado, que el otro non sea desonrado; e el uno non se puede avan├žar, que el otro non sea abaxado; ninguno non puede ser rico, que el otro, non sea pobre; asy que aqueste mundo es fecho a manera de vna gran tabla de comer, que es cubierta, de vna escasa toualla,»