«assi fueron todos de acuerdo que renunciassen todos los tres y el que renunciar no quisiesse que le dexassen a solas y le quitassen la obediencia los suyos fasta que consintiesse o quedasse tan a escuras y tan sin anparo y abrigo que no fallasse ni quien le mirasse ni obede├žiesse: y echada la discordia fuera que se ayuntassen todos los christianos o los procuradores bastantes de aquellos y que escogiessen todos de consuno o algunos por todo el ayuntamiento»