«vida era quasi publica muerte de┬Ělos enemigos de Dios: bien assi la muerte del magnanimo principe daua quasi atreuimiento a los malos para se mas descono├žer y leuantar en soberuia y osar poner mano en lo que antes ni acometer osaran: emprendieron los moros de salir tan adelante de correr tanto la cristiandad que llegaron do no solian: emprendieron por semblante de se descomedir los caualleros: fallecia la presencia del siempre vencedor: y assi en»