«chiqueza, alla donde le es enojo, no se sentara quando sera grande, alla donde le plazera. Quien ha ermanos, ha aiutorio. Ama tus hermanos por eso como su honra te honra; con bienaventuran├ža e aiutorio con trabajo. El buen hermano es aquel que oluida tu errada, e non se quiere vengar, e te ha fecho plazer, e non te lo reprocha. Malos hermanos son asy como arbol de fuego»