«a cada vno hazer su drecho: librar los que fuer├ža tiene opremidos a los miserables prestar ayuda y no ├žuffrir que por el vuestro consentimiento alguno pueda ser contristado: bien proueer o refrenar lo venidero: bien castigar los adulterios los impios y malos quitar de la tierra: los homicidas y los perjuros no dexar viuir: a los que son subditos vuestros no se les consienta que algun mal fagan. Estas cosas dichas y otras tales»