«perpetua. E los peligros del infierno me fallaron. Bien dize cercaron: porque es abismo: e su vestido es como cubierta. Ca vistio┬Ěse la maldicion como ropa: e entro en sus partes de┬Ědentro como agua, e como azeyte en sus huessos: e sera le fecho como vestidura con que se cubre: e como cinta, con que de continuo se cinye. O qual sera aquel vestido, de filos de»