«non menospreciaras. E dize Ezechiel. En qual se quier hora que el pecador gemiere: sera saluo. Donde dize Bernardo: mayor es la piedad de Dios que qual quier maldad et pecado. E assi dize sant Augustin: mas puede Dios perdonar: que el ombre pecar. E puesto que supiesses que eras del numero de┬Ělos que han de ser condempnados: avn en ninguna manera devrias desesperar: por que por la desesperacion»