«contra los hereges. Quantos actos hizo Johan Crisostomo aquel obispo de Constantinoble que fue llamado boca de oro por prerogatiua en la doctrina. El inclito martir y elegante orador Cibrian obispo de Carthago: el Athanasio muy insigne obispo de Alexandria. Joan damasceno Gregorio nisceno aquel Hilario pictauiense el gran Basilio de Cesarea: cuyo mere├žer de tales varones quando se houiesse de traer escripto no abastarian papel ni manos. Empero despues nascieron espinas y muchos dolores tomaron»