«el onbre yrado se en├žiende de fuego. Casiodoro dize: la yra es madre de todos los males. Dize mas: aquel que se mueue a turba├žion por qualque yra, non puede ser jamas justo nin onesto. Pedro Alfonso dize: el yrado non ha ojos. Seneca dixo: el yrado non faze, nin dize, nin dixo bien, antes acomete pecado en todas las cosas e obras suyas. Beda dixo: tanto quanto»