«lugar finable a lugar durador. Mas vale muerte, que no vida; por eso como aquel que biue, muere. Dios le de buen gualardon a la muerte, porque saca las animas de trabajo, e las allega a paraysso. ┬ž .xlix. toda anima es prenda por eso que gana. Quien no faze bien a su anima, no lo fara a otra. Quien menospre├žia su aver, honra su anima. Aquel es servidor»