«cada vna enbaxada de┬Ěla provincia o reyno do era el enviado seria por si cosa notable de oyr el estilo de sus cartas y las nouedades de sus profertas y bien dichos, cada vno en su lenguage como mas altamente proferir se pudian todos de vna voluntat alegres mouian a venjr, y a esto tan grand diligencia se dieron en todas partes que en pocos dias vierades en el puerto de Frigia jnfinitas flotas de enamoradas gentes venir»