«y mas causa tenia ella de se quexar de todos ellos que no tenia el: y que ellos entrando el seria luego con ellos y que le rogaria que se le membrasse que era madre y que por su amor que los perdonasse: ya en este medio el santo abad era entrado a┬Ěla reyna que estaua muy llorosa y triste por tan gran desauentura como le hauia seguido: y despues de la hauer consolado y puesto»