«por mas seruir┬Ěte tengo tales gualardones, y si los juezes que nos oyen piensan que yo sea la que tu tiengas mas que otra agraujada mal lo miraran si asi lo crehen que mj querella de ti es pequenya ante la grandeza de otras, y mira Cupido si quyeres ver dolor que de cient mil cuentos de gentes que aqui estan muertos a tu seruicio solo vn bienaventurado que te siga no se hallara, pues que meior»