«que fue opinion comun del pueblo ( y por cierto no vana ) que Dios poderoso en el habitasse: por la qual razon ahun que fuesse muy habundoso ( como se ha dicho ) no fue alguno que presumio de apascentar ende su ganado ni menos osasse a el allegar. Empero despues quando Moyses con mas osadia puso en medio de el su ganado vio aquel huego marauilloso todo ardiente en medio la ├žar a el qual ardiendo nunca le»