«vezes el absoluto poder por el poder ordinario: quanto mas el hombre yerra y que stropie├ža siempre o las mas vezes que se rige por si mismo deue seguir antes la orden que el antojo antes la razon que el apetito: antes el seso que la priesa: antes el tiento que la passion: antes el acuerdo que el subito pare├žer: como fizo este rey venturoso que fue tan acertado en quanto viuio que deuiera o nunca»