«lo veya lo temia. Altimano dixo: Alexandre sanaua los onbres, mas agora el no es sano por ellos. Presiano dixo: ninguna cosa non duro jamas contra Alexandre, enpero el no duro contra la muerte. Argio dixo: o poderoso e como eres caydo. Ora├žiano dixo: o muerte escura, o muerte dolorosa, o muerte despiadada, o muerte presuntuosa ! donde te es venido tanto de ardimento de contrastar aquel que»