«podia entrar quando en las peleas entraua: saluo como vn rayo del cielo que todo lo derribaua o como centella de fuego que todo lo encendia y quemaua: que por esso le llamaron Arista: porque assi como la arista en vn momento es encendida y se quema y arde: assi esse magnanimo cauallero luego saltaua como salta la flama: y tan ardiente entraua en┬Ělos enemigos: que mas les parecia vn subito fuego que los»