«guardaron al seruiente de Ysopo quando huuiesse de aderes├žar sus cosas para se partir: e pusieron le dentro en sus cargas vna redoma de oro ascondidamente: la qual era del tenplo del sol. E Ysopo no sabiendo las assechan├žas e traycion que estauan contra el aparejadas partio se de aquel lugar para otro lugar llamado Focida: al qual siguieron los de Delfin e lo prendieron con grand clamor. E como Ysopo los rogasse que le fiziessen»