«fasta las puertas de┬Ěla ciudad: porque tenia mas caualleria y poder por el campo: y no fallaua por la otra parte quien podiesse resistir le: houo en fin por trato de algunos aleuosos cidadanos la ciudad de Aduersa y la real fortaleza de aquella. Reclamaua entonce la reyna la venida del magnanimo rey: daua vozes y dezia que sin la presencia del desseado principe su reyno seguro no estaua ni podia ella gozosa ni alegre»